El Tour acaba con una tradición sexista

agosto 21, 2020

La edición de este año acaba con la figura de las azafatas femeninas en el podio: un hombre y una mujer entregarán los premios a los vencedores

El Tour de Francia modifica por primera vez su protocolo y promete que un hombre y una mujer colocarán las camisetas en los podios de llegada, poniendo fin a la figura única de la azafata, una práctica considerada sexista.

Fue su director, Christian Prudhomme, quien lo anunció en la presentación de las instrucciones sanitarias para la salida de la Grande Boucle en Niza el 29 de agosto.

“Se veía al ganador rodeado de dos azafatas. Ahora será diferente, con un hombre y una mujer realizando esa función”, explicó Prudhomme. “Sí, es nuevo pero ya lo estamos haciendo en otras carreras desde hace 20 años como en Lieja-Bastoña-Lieja”, organizado como el Tour de Francia por Amaury Sport Organisation (ASO), añadió el patrón del Tour.

En 2018, otra carrera de primer nivel organizada por ASO, la Flecha Valona, ya había optado por un podio mixto, un hombre para premiar al ganador y una mujer para el ganador de la montaña.

Desde hace varios años, muchas voces se han alzado regularmente para exigir el fin de las azafatas del podio. Una petición de 2019 incluso recogió cerca de 38.000 firmas, creyendo que las mujeres “no son objetos ni recompensas”. La Fórmula 1 puso también fin en 2018 a las “chicas de la parrilla”.